lb_cocina_ leaderboard_Residente_reportajes_4 leaderboard_Residente_reportajes_6 leaderboard_Residente_reportajes_3
 
WhatsApp Image 2017-10-20 at 4.55.19 PM
20 de octubre del 2017

Crónicas en la Vida de un DJ

Historias reales de música y comida en la Riviera Maya
Redacción por: Alessio Paulati

Tengo que confesarles que cuando recibí el mensaje por parte de Erick, -editor de la revista- pidiéndome de extender mi colaboración con Residente y encargarme de una sección dedicada a la temática del nightlife desde el punto de vista de un dj, mi corazón empezó a latir más fuerte y las emociones me envolvieron completamente, no pude más que aceptar de inmediato.

 

Así que nuestra nueva aventura comienza contándoles una de mis últimas tocadas que tuve el gusto de ofrecer hace pocos días en Tulum. Es muy interesante poder explicar mejor otra faceta de una profesión que últimamente se ha vuelto muy popular y va mas allá de sólo dar play a las canciones, levantar las manos al cielos y tomarse selfies. Un DJ pasa la mayor parte de su tiempo,produciendo o buscando la música adecuada para cada presentación que realiza, contando que cada lugar tiene su clientela y energía única.

 

Crear una experiencia musical no es tarea fácil. Así que una buena comida antes de cualquier presentación es fundamental. Así que hablando de energía y magia nuestra sección no podía mas que empezar con una crónica dedicada a la ciudad que indudablemente representa el corazón latiente mas fuerte a nivel artístico, energético y espiritual que se pueda encontrar en la Riviera Maya: ¡Tulum!

 

Hace poco fui invitado a tocar en un lugar icónico del nightlife Tulumeño: La Mezcalería Damajuana, un espacio mágico en donde confluyen todos los amantes de la noche y del baile. Pero de esto platicaremos en un ratito.

 

Aprovechando esta invitación, decidí ir con mi manager a cenar en uno de los nuevos lugares que parecen nacer cada semana en la Zona Hotelera de Tulum. La tocada empezaba a la 1am así que decidimos ir a conocer una locación que resurgió recientemente en la escena Tulumeña, como una hermosa Ave Fenix con su mejor nuevo plumaje.

 

Este laboratorio de arte y cocina ubicado en el km 8.5 de la carretera a Boca Paila toma el nombre de Edén (como el mitológico jardín) y honestamente en cuanto atravieses la pequeña puerta blanca es como entrar en un paraíso único en donde la mágica selva maya se incorpora armoniosamente con un concepto arquitectónico sublime. Decorado eclécticamente con diferentes áreas y niveles inspirados en Bali y la India abrazan la alberca central, que se convierte en el escenario para las performances artísticas de la noche.

 

Eden empieza sus servicios a partir de las 6pm, ofrece una excelente barra de mixología que acompaña perfectamente el menú pensado para compartir. Tanya, la dueña de Edén nos define su gastronomía como una “Fusion Californiana”, inspirada en recetas que respetan la salud, el bienestar además de que utilizan productos locales, generando así una experiencia gourmet a kilómetro cero.

 

La noches mas vibrantes son las del viernes y de los sábados, pero indudablemente cada visita a este paradisiaco jardín es única e irrepetible, sin olvidar el proyecto de los “Sunday’s Pool Party’s “que arrancará después de una pequeña remodelación.

 

Así que después de un delicioso GinTonic Campari -Coralina es el nombre del cocktail- nos fuimos al downtown para la fiesta en la que posteriormente tocaría. Terminamos así en una de mis calles favoritas en Tulum, la calle Centauro, un lugar emblemático de la noche de Tulum en donde se encuentran iconos como Batey y su vochito para exprimir la caña de azúcar que prepara los mejores mojitos de Mexico; Pasito Tun Tun, para los mezcales; y La Malquerida Restaurante que con su cocina típicamente mediterránea pueden imaginar que representa un sueño para cualquier italiano hambriento.

 

Sobretodo el poder comer una rica pizza recién salida del horno y además, el servicio y la atención del restaurante son muy buenos. Nada mejor para recargar baterías antes del performance. Ademas sus mesas en la calle permiten disfrutar y vivir de la energía del vaivén de la noche Tulumeña.

 

Con el estomago lleno y el corazón contento, llegó así la hora de empezar la tocada en Damajuana, un acogedor escondite para los amantes del baile hasta las primeras horas del día que tiene un aura mas íntima cuando  cierra la cortina y una pequeña puertita se queda como única vía de entrada. Después de varios mezcales y muchas horas de música les cuento que las bocinas se apagaron a las 8am.

(Visited 231 times, 1 visits today)
 
Notas Relacionadas
  • Recomendaciones
    jueves 19 de abril 2018
    Mariscos
    Comida
    Fuego
    Distintas variedades de pescado fresco acompañados por cerveza de la casa.
    Fusión
    Comida
    Ukami
    Cuando la delicadeza japonesa se cruza con la irreverencia mexicana en Tulúm

    Sundowner Yacht Club

    Por su increíble y original diseño de arquitectura que brinda esa sensación de sentirse en altamar.
  • 1
    2
    3
    4
  • Destacados

  • Instagram

    Instagram did not return a 200.

    Síguenos