leaderboard_Residente_columnas_6 leaderboard_Residente_columnas_3 leaderboard_Residente_columnas_5 leaderboard_Residente_columnas_
 
Residente_sobremesa_
07 de agosto del 2017

Comunidad más sana, limpia y funcional

Manejo de residuos: somos responsables de la basura que generamos.
Redacción por: Juan Pablo Ines

¿Te has preguntado cuánta basura genera un restaurante? Hay que vivirlo, si alguna vez has trabajado en uno, seguramente eres de las personas que se come todo lo que ordena.

 

Cuando una persona no se termina lo que hay en el plato, esto termina en el “escamoche”, el lugar donde va toda la comida que no fue terminada por los comensales, ¡qué triste lugar! En México se desperdician cerca de 30 mil toneladas de comida al día. Así es, muchas bocas pudieron alimentarse, las principales fuentes de desperdicio de comida son restaurantes, hoteles y supermercados. Muchos de éstos ni siquiera separan los desechos y es precisamente eso lo que genera “basura”: si todos separaran, no tendríamos basura, tendríamos recursos mal aprovechados en espera de volverse a ocupar, como el caso del aluminio, pet y cartón, pero no es así, existe una enorme ignorancia por parte de los generadores, entre mayor es el generador de desperdicio, mayor es su responsabilidad, pero suelen deslindarse de ella, poniendo todo en una bolsa sin importar su destino. En Tulum por ejemplo, al tiradero municipal entran 140 toneladas de basura diaria, claro, todo mezclado. El suelo absorbe los lixiviados y se filtran hasta llegar a los ríos subterráneos, de donde proviene el agua que utilizamos para bañarnos y otros usos cotidianos. También esas fuentes de agua desembocan en cenotes y mar abierto, dañando flora y fauna.

 

La basura orgánica debe ser aprovechada, miles de nutrientes se encuentran en ella. Debe de haber un plan de acción para el manejo de residuos orgánicos, así será más fácil que el resto de la basura se aproveche. En los tiraderos existen familias que se dedican a recolectar materiales, y agradecen a dios cuando encuentran bolsas debidamente separadas.

 

No todo es resignación, también hay personas y compañías preocupadas por la situación que ya han puesto manos a la obra. Wóolis, una empresa privada, con el conocimiento, las herramientas y el deseo de una comunidad más sana y limpia, ha desarrollado un plan de acción eficaz para el manejo de residuos orgánicos, que empezará a operar en febrero de 2017.

 

¿Cómo funciona? 
La educación es fundamental; llevar las buenas prácticas desde el origen de la producción será el primer paso, Wóolis capacita al staff de establecimientos de A y B para llevar un buen manejo de separación de residuos y aprovechamiento de materia prima. Así tendremos una basura orgánica de calidad, recolectada diariamente y trasladada al centro de regeneración. En el centro se crean compostas masivas, que formaran tierra negra de muy buena calidad para el regenero de suelos, esta tierra será aprovechada para construir un huerto de producción orgánica donde se sembrarán árboles frutales, semillas, raíces, hortalizas y más variedad de productos locales, ayudando a la salvaguarda de la biodiversidad regional. Wóolis cuenta también con animales criados en un ambiente amplio, limpio y alimentados de la mejor manera, cabras, borregos, gallinas y el cerdo pelón endémico de la zona ayudarán a crear todo un ciclo de sustentabilidad, una opción verde a disposición de la industria de la restauración en Tulum.

 

Y aunque Wóolis es una excelente alternativa, nosotros como consumidores debemos ser más conscientes de nuestros desperdicios y el impacto ambiental que producimos por hábitos alimenticios.

 

Algunas recomendaciones:
Consumir productos frescos, de temporada y producción local, ésto ayudará a la reducción de huella de carbono por el transporte que implica traer productos de otras partes, además nos beneficiamos de todos los nutrientes necesarios para nuestro tipo de entorno.

 

A la hora de ordenar tus alimentos, lee bien las especificaciones de los platillos, por si algo no te gusta, pedir que no lo sirvan, de lo contrario terminará en la basura. Recuerda la cantidad de comida que se tira en México.

 

Evita pedir para llevar. Quizás sea más cómodo comer en casa, pero no sólo llevamos comida, también llevamos contenedores desechables que terminaran en la basura, como el unicel, los popotes y las bolsas de plástico que en una mínima cantidad se reciclan. O puedes llevar tu propio tupper.

 

Los puestos callejeros normalmente sirven en charolas de unicel, o platos con bolsas, y popotes por todos lados. Si cada uno de nosotros les comentara que realmente el popote es inútil y que no lo necesitamos, que el unicel no se recicla y tarda miles de años en degradarse, que es más barato invertir una vez en platos que se puedan lavar a comprar todos los días un paquete de charolas desechables, seguro cambiaríamos el mecanismo en los puestos.

 

Un cambio de hábitos alimenticios puede hacer un cambio significativo en el ecosistema y en nuestra salud.

 

 

+info:
www.woolisgreenindustries.com

(Visited 25 times, 1 visits today)
 
Notas Relacionadas
  • Recomendaciones
    domingo 15 de julio 2018
    Mariscos
    Comida
    Fuego
    Distintas variedades de pescado fresco acompañados por cerveza de la casa.
    Fusión
    Comida
    Ukami
    Cuando la delicadeza japonesa se cruza con la irreverencia mexicana en Tulúm

    Sundowner Yacht Club

    Por su increíble y original diseño de arquitectura que brinda esa sensación de sentirse en altamar.
  • 1
    2
    3
    4
  • Destacados