leaderboard_Residente_columnas_ leaderboard_Residente_industria_ leaderboard_Residente_columnas_8 leaderboard_Residente_columnas_2
 
Residente_sobremesa_fundacionmelipona_
04 de febrero del 2017

Fundación Melipona Maya

Si hay semillas, hay esperanza.
Redacción por: Juan Pablo Ines

La Fundación recupera la crianza de la abeja Melipona, tesoro natural que genera equilibrio en el sistema y es motor económico en las comunidades.

 

Las Meliponas son las abejas nativas de Mesoamérica, sin aguijón y de ojos azules. Para los Mayas, las abejas y la miel han sido de vital importancia. Representan “el ideal de la sociedad organizada, trabajando en conjunto para el plan armónico con la naturaleza.”

 

Según la cosmogonía Maya: “Ah Mucen-cab (el dios descendente) llegó en el momento de la formación del mundo a tomar parte de la creación, desplegando las 4 rosas de los de los cuatro rumbos y sobre cada una de ellas vuela una Xunan Cab (señora abeja) que es su conductor y su maestro invisible”

 

La crianza de la abeja Melipona fue una actividad principal, económica y social para los Mayas de la Península. La miel de Xunan Cab tiene propiedades curativas importantes. Hoy en día, la sabiduría y los relatos de la abeja Melipona viven en la memoria de los abuelos, quienes anuncian el renacimiento de Xunan Cab y la meliponicultura. Ya que hasta hace poco, esos saberes sobre la Melipona habían quedado de lado, la semilla estaba en riesgo de desaparecer; las prácticas, usos y costumbres se estaban desvaneciendo poco a poco.

 

En 2010, un grupo de apasionados por la meliponicultura, la biodiversidad y la cultura maya, iniciaron la Fundación Melipona Maya. Ellos desarrollan planes de rescate, investigación y repoblación de abejas nativas en conjunto con las comunidades mayas, para poder conocer y comprender las necesidades para su salvaguarda. De ahí parte la acción de recuperar el gen original, con núcleos madres para poder multiplicar colmenas. Una vez que las colmenas están en óptimas condiciones, son entregadas a las comunidades, junto con una capacitación del cuidado y manejo de un meliponario. Hoy en día, la Fundación ha logrado instalar 22 meliponarios en varias comunidades. Se ha notado mejora en aspectos sociales, bioculturales, pedagógicos y económicos. Se ha traído sustentabilidad, equilibrio en el ecosistema y sobre todo alegría en los rostros de las personas por recuperar un gran tesoro natural.

 

 

Residente_sobremesa_fundacionmelipona_2

 

Otras acciones de trabajo que lleva la Fundación

 

Jardines selva comestibles
No sólo los saberes de la Melipona habían sido olvidados, también las prácticas de cultivos, una gran diversidad entre semillas, raíces, árboles, plantas, frutos y más, dejaron de sembrarse. Los jardines selva son el conjunto de técnicas y herramientas que brinda la agroecología y la permacultura en la tradición milenaria del solar maya. Este modelo permite tener unidades de producción de alimentos orgánicos permanentes en un sistema sustentable y regenerativo para satisfacer el auto-consumo y venta local. Prácticamente funciona como un banco de semillas vivo. Así se recupera parte importante de la biodiversidad y el balance ambiental.

 

En este año la Fundación ha logrado colocar jardines selva en 8 comunidades alrededor de los meliponarios, así complementando un círculo de vida.

 

Formación de capacitadores en meliponicultura
Se lleva a cabo con la Universidad Intercultural Maya de Quintana Roo. Participan expertos en temas relacionados, y llegan a una mayoría de alumnos de maya hablante con el fin de reforzar el impacto en las comunidades indígenas. También cuentan con un centro de salvaguarda de usos y costumbres y con un maestro de música tradicional; organizan eventos culturales, tales como las ceremonias de floración o año nuevo maya; también rabajan con los abuelos, parteras y médicos tradicionales. Contribuyen a la transición y a la soberanía alimentaria local en coordinación con Slow Food. Además de valorar las semillas y plantas, han iniciado la creación de gallineros y junto con una familia maya trabajan para su reproducción, así ganan todos, menos los supermercados.

 

Plan de repoblación de las abejas nativas
Todos podemos contribuir a la causa ¡Apadrina una caja¡ Con las colmenas madre que se han podido recuperar, se necesita una caja de madera de la región certificada, para la crianza de las abejas. Esta se entrega a alguna comunidad dentro del convenio. El costo para apadrinar una colmena está estimado en $1,500 pesos.

 

Con tu membresía recibes la revista de temas importantes del mundo de la meliponicultura, acceso al newsletter, descuentos en libros, exposiciones y productos. Entérate de las próximas actividades y conviértete en un verdadero guardián de las meliponas.

 

Membresía por un año: $ 500 pesos

 

+info:
www.meliponamaya.org
Facebook / Melipona Maya

 

¡Que viva la biodiversidad!

(Visited 36 times, 3 visits today)
 
Notas Relacionadas
  • Recomendaciones
    domingo 15 de julio 2018
    Mariscos
    Comida
    Fuego
    Distintas variedades de pescado fresco acompañados por cerveza de la casa.
    Fusión
    Comida
    Ukami
    Cuando la delicadeza japonesa se cruza con la irreverencia mexicana en Tulúm

    Sundowner Yacht Club

    Por su increíble y original diseño de arquitectura que brinda esa sensación de sentirse en altamar.
  • 1
    2
    3
    4
  • Destacados