leaderboard_Residente_industria_ leaderboard_Residente_columnas_6 leaderboard_Residente_columnas_4 leaderboard_Residente_columnas_3
 
ResidenteRM_ideas_hongonegro
03 de agosto del 2017

Hongo negro que no es oscuro

Leyenda imaginada sobre el origen del cuitlacoche en tierra maya.
Redacción por: Leticia Chaurand

No se conoce registro prehispánico del consumo de cuitlacoche en Quintana Roo; no se le contaba entonces entre los alimentos, ni hay una leyenda maya para su origen. Fue visto como una plaga hasta el siglo pasado y de nombre náhuatl, empezó a comerse hace menos de cien años.

 

Leyenda imaginada sobre el origen del cuitlacoche en tierra maya

 

“…Kisin (es el) ente del más allá que puede cambiar su apariencia como se le antoje, pero lo que más le gusta es aparecer en forma de serpiente y entrar al Inframundo, del cual es el amo, a través de los hormigueros.” 

 

– Leyenda maya, Quintana Roo

 

¿Y si Kisin, que puede transformarse en cuanta forma quiera, se transformara en maíz? Nunca se ha sabido, pero Sak sería su nombre y sería venerado. Kisin en semilla hubiera sido salvado de las llamas por el pájaro Dziu, en heroico sacrificio. Y luego desde el tizne se elevaría envuelto en alabanzas.

 

Ocurriría entonces que los hombres ofrendarían sus jícaras de saká al dios Chaak, para que bendijera con agua de lluvias la sagrada milpa. Y estarían venerando, ingenuos, al mal plantado en el bien para de aquél alimentarse. Y estaría el maligno oculto en la planta de la fertilidad y al reproducirse los hombres, llevarían a Kisin en las entrañas y en la sangre, por los hijos de los hijos.

 

Kisin de volverse maíz, habría encarnado la masa con que hombre y mujer fueron creados, de maíz blanco y maíz amarillo. Y viviría entonces en ambos la falta de luz y de luces. Y surgiría de ellos esa oscuridad y ésta se manifestaría en sus pueblos. Y sus deseos crecerían y sus frustraciones habrían de emerger, como furibundas tormentas de truenos que no riegan las milpas y además las incendian. Y reinaría en los hombres la confusión y el sinsentido, al creer que son ellos mismos el noble maíz -masa de la masa de los dioses- pero viendo sus propias manos empuñando machetes y rogando salvación a cualquier dios disponible, de aquí o de otro lado de atrás del mar.

 

De maíz podrido estaríamos hechos todos, erguidos como mazorcas secas entre ratas y chanates. Seríamos vivos que parecen muertos, igual de secos, de los que atraen zopilotes. Pero esa oscura posibilidad solo es eso, porque Chaak, anticipando que Kisin podía esconderse en el maíz, llovió y llovió, no de llanto sino de pura lluvia, y las tinieblas se salieron entonces del maíz. Y la humedad hizo brotar el hongo que no enferma a los hombres y por el contrario, los engorda y los ruboriza, porque es negro pero no es oscuro.

 

El hongo negro de nombre náhuatl podría llamarse aquí Ta´wa nal chaak, por no darle el largo nombre de “Ser maligno transformado en ser sagrado, que por un acto más sagrado y bondadoso fue expulsado del maíz, con su aspecto deforme de plaga; que, aunque quería traer lo malo, acabó por traer lo bueno.”

 

 

(Visited 32 times, 1 visits today)
 
Notas Relacionadas
  • Recomendaciones
    domingo 15 de julio 2018
    Mariscos
    Comida
    Fuego
    Distintas variedades de pescado fresco acompañados por cerveza de la casa.
    Fusión
    Comida
    Ukami
    Cuando la delicadeza japonesa se cruza con la irreverencia mexicana en Tulúm

    Sundowner Yacht Club

    Por su increíble y original diseño de arquitectura que brinda esa sensación de sentirse en altamar.
  • 1
    2
    3
    4
  • Destacados